lunes, marzo 26, 2007

Crónicas de Rock 'n' Roll (4ª Parte-FINAL)

Suena el despertador dando arcadas, lo apago inmediatamente. A los cinco minutos otro nuevo aviso de la alarma del móvil. Son las ocho de la mañana y me espera un día de trabajo. Tengo un pitido extremo en el oído izquierdo y unos pequeños toques resacosos por el resto del cuerpo, que intento mitigar con un Gelocatil. La ropa tirada por el suelo apesta a tabacazo y licor barato. La aparto de una patada y me doy una ducha de quince minutos. Mecánicamente desayuno, aporreo la puerta de los Mama Got Five, que ayer la debieron liar buena, ya que les oí llegar a eso de las siete de la mañana. Arengo a los muchacho con un sonoro grito de tipo cabo chusquero, “Are you ready to Rock boys?”. Una débil y carrasposa voz intoxicada de cazalla me responde con un “Oui Oui!!!!”. No me atrevo a adentrarme en el cuarto por ver la dantesca escena.
Arranco la moto, zigzagueo por el denso tráfico hacia la oficina y llego una media hora tarde. Nadie parece percatase del retraso. Las horas pasan rápidas y cada llamada que recibo o hago, soy banderilleado por los interlocutores con “¡menuda fiesta que te pegaste ayer!”. Desde luego no van desencaminados.
14.30h Llego a casa y ni rastro de los Mama Got Five. Hemos quedado directamente a las 20h en el Costello Club. Me hago unos huevos revueltos, que devoro rápidamente y me reúno conmigo mismo, tumbado de través en la cama para especular acerca de todo lo que queda por pasar en este, nuestro supuesto gran día. Insanity Wave y los Mama Got Five en el Costello Club. Tras torturarme los vecinos con una bronca de pareja que se filtra por las paredes de mi cuarto, logro descabezar un sueñecito.
Son casi las siete cuando despierto de mi siesta. Me lavo, me visto y me echo al hombro la mochila con cableado y pedales de efectos, así como con el brazo derecho cojo mi Les Paul, hecho lo cual me encamino a la boca de metro más cercana.
Viaje anodino en metro. Salgo a la remodelada calle Montera (orgullo del alcalde vigente), que con su tétricas putas baratas junto a su chulos no deja de dar al ambiente una uniforme suciedad, amarillenta y ahumada. El resultado en su conjunto es el de un gueto feo, todo ello envilecido por el populacho que transita por ella. Desplegado sobre el conjunto veo un cielo sucio que dijérase haber salido de algún pasaje tenebroso del Apocalipsis.
Encamino mis pasos hacia el Costello Club, donde me encuentro con toda la pandilla. Pablo armando la batería, Pedro ajustando los sonidos de su Mac para los teclados y Colman afinando su bajo Fender. Así que después de saludar al técnico, saco del estuche mi vieja e inseparable Les Paul, afino y completo el cableado entre pedales de efectos y amplificador.
Hacemos una prueba de sonido rápida, ya que el técnico debió castigarse la pasada noche y no queremos agotarle antes de tiempo. Todo correcto, aunque soy amonestado por el volumen de mi guitarra. Después de bajarlo unas tres veces, todo el mundo parece más feliz.
Bajamos del escenario y justo llegan los Mama got five para su prueba. Fijamos “El Gaucho” como sitio de quedada y los Insanity Wave nos dirigimos al bareto a zampar algo. Nos llevó unos quince minutos el aprestar chorizos, vacios, bifé de ternera, patatas a granel y jarras de cerveza. Y nos llevó algún tiempo meterlo todo ello entre pecho y espalda y fumar unos cigarrillos mientras tomábamos más birras.
Toda la tropa nos dirigimos hacia el Costello. No aparenta mucho ambiente. Saludos a algún que otro conocido y comento a los Mama Got Five que tienen que empezar en diez minutos. Pistoletazo de salida las veintidós horas.
Primer gancho directo a la mandíbula Insana. Mientras nos esperaban tomando unas copas en la planta de arriba del Costello, unos miserables han robado las dos cámaras al equipo de producción del portal de Internet elHood. Por tanto nos quedamos si la prometida grabación en video del show. Una buena putada para nuestra promoción.
Con un poco menos de media entrada, empieza el show de los Franceses. No dan muestras de flaqueza y disparan su mejor repertorio en unos encajonados cuarenta y cinco minutos. Suenan más compactos que la noche anterior y enganchan rápidamente al público con su eléctrico Power Pop. Aplausos efusivos de despedida y subimos al escenario para montar rápidamente nuestros trastos.
El Costello no es mal agujero. ¡A saber que albergó hace medio siglo! Miro hacia el respetable y dijérase que toda la población se hubiera dado cita en el lugar; se apretujan en estrecha filas cerca del escenario y se apelotonan todavía mas en la barra del final (el alcohol siempre tiene sus propios poderes de seducción). Humo. Hedor. Calor. Ruido. Buen día para un concierto de Rock’n’Roll. Me aprieto un buen trago de whisky con coca-cola con sabor filtrado a través de un cadáver en pleno proceso de descomposición.
Arremetemos con “Let me disappear” seguido de un cover de los Remains, para dar salida a un buen puñado de nuevos temas en proceso de testeo para la grabación del nuevo disco que tenemos preparada en Agosto.
Momento de locura insana: Empapo a toda la primera fila con un tercio de cerveza. La gente ni corta ni perozona me echa todo el contenido de sus copas al cuerpo. Dedos pegajosos desfilando por el mastil de mi guitarra.
La gente en sintonía, corea algunos de nuestros clásicos, finalizando con una alocada versión psicodélica del “Psychotic Reactions”de los Count Five.
Invitamos a los Mama Got Five a unirse con nosotros a la fiesta e improvisar un “I’m Waiting for the man” de la Velvet Underground. Unas locas del público se suben a dar voces y echarse unos bailes junto a toda la pandilla. ¡Esto si que es una verdadera Joint Venture!
Todos coincidimos, uno de los mejores conciertos dados en muchos años. Pero no es el momento de análisis pormenorizados. Es el momento de justarse y beber como cosacos. La Power Pop Nite Party ha llegado a su fin. Mama Got Five y Balloon Flights presiento que este es el comienzo de una gran amistad...



FIN

10 comentarios:

Luciernaga dijo...

Como Max Headrom vas 24 horas adelantado en el futuro. Estoy leyendo este post del Lunes el Domingo por la noche. ¿O es mi propia resaca? Y chapeau al Slide Show. Mola un huevo.
§ 555 §

Escrigna dijo...

Gracias 555. Siempre hemos estado adelantados a nuestro tiempo :)

Anónimo dijo...

Que precioso, eso que has hecho de las fotos, esta que muy bien. Es GUAYYYYYYYYYYY!!!!!!!!!!!!!


Luciernaga

Escrigna dijo...

Luciernaga sales de prota en una destacada primera fila con tu flamante camiseta Insana!

¡Y Dios hizo el Rock!

santipita dijo...

Gracias a vuestro slide show he podido comprobar que no estoy tan calvo como pensaba. Ahora encaro la vida con más confianza. ¡Gracias de nuevo Insanity Wave!

Vive le Rock

Escrigna dijo...

Santipita sabemos que la confianza no la da el pelo, si no la mascara de guerrero que escondes en tu viejo arcón...Es momento de salir del armario...El público demanda un nuevo heroe enmascarado!

Anónimo dijo...

Bueno, insanos, varias cosas.
La pagina insana se esta convirtiendo en una referencia mundial, tanta innovaciones tecnicas no tienen parangon, chicos.
Chema tio, deberiais hacer un especial sobre las intervenciones de riki el gusano. No comentar su nuevo baile y sus improvisaciones esta feo...aunque es verdad que sale en las fotos varias veces..
Y una pregunta, ¿porque salgo en todas las fotos con pinta de borracho drogadicto?? jejejeje
El concierto fue cojonudo y el serial muy divertido...

El borracho drogata ¿anonimo?

Escrigna dijo...

Borracho dragata anónimo... Agradecemos tus piropos y tus apreciaciones, sabedores de las pocas neuronas que te quedan para degustar una página tan cool como la insana...
Ere urgente darte protagonismo en el slide picture show...no se poque criticas tus pintas. ¡A nosotros nos parece que sales bien guapetón y natural! :)
Ricki el gusano siempre tendrás un lugar destacado en est vuestro blog. Por cierto creo que esta al caer uno de sus corrosivos artículos...

Anónimo dijo...

Querido escrigna. Esta claro que me miras con ojos de amigo, por lo de guapeton digo.
Asimismo te agradezco que hables de neuronas, en plural; mi neurona y yo te estamos infinitamente agradecidos.Me cuesta seguir la pagina, pero yo insisto y poco a poco lo voy consiguiendo
Ademas, como amigo del gusano, te agradezco que me lo cuideis y le deis un lugar donde publicar sus interesantes, intensas y eruditas opiniones...
P.d.: Seguro que alguno piensa que tanto piropo suena a falso e hipocrita, pero tu y yo sabemos que es de corazon jejejejejejej

El borracho anonimo en un momento entrañable

Anónimo dijo...

Me he visto en las fotos camiseta en ristre. Es la pera estas fotos, abuelo pero que muy muy bien

Luciernaga