domingo, marzo 18, 2007

Crónicas de Rock 'n' Roll (3ª Parte)

Hoy gran día en el foro. Primer día de los dos programados para la fiesta nocturna del Power Pop.
Ocho de la mañana. Aporreo la puerta del cuarto de los Mama Got Five, ya que me han pedido que les despierte temprano. Acompaño al golpear de mis nudillos una pregunta clásica, “Are you ready to Rock?”. Desde el otro lado de puerta puedo intuir un aflautado y carraspeante “Yeah!”. Esta claro “The kids are alright!”.
Llego en un abrir y cerrar de ojos a la oficina, deseando que pase el día rápido, para poder enfocar toda la atención en lo que necesiten las dos bandas.
Mi primer problema. El Costello Club no tiene amplificador de guitarra, así que tendremos que utilizar el mío para los dos días. El problema es que no hay manera de trasladar el pesado Marshall 2000 de cuatro conos y ruedas para que el equipo este completo a la hora de la prueba de sonido, las 19h. Yo hasta las 20h no puedo salir de la oficina. La primera en la frente, ¿Qué coño hago? Tras media hora mirando al techo de mi despacho, me acuerdo de que Pedro Barbadillo (nuestro teclista) me había hablado de un servicio de Madrid que muchos músicos aprovechan, y que para mi sorpresa no trata sobre drogas o mujeres de vida alegre, si no los taxis de minusválidos que llevan equipos e instrumentos musicales (Un gremio en alza). Así que llamo inmediatamente a Pedro y me da el contacto de la agencia de taxis. Llamo y me atiende una señora que en un principio cordial, va transformando su actitud en desagradable y problemática al comentarla que necesito el taxi para llevar un amplificador y no a un lisiado. Después de 15 minutos de trifulca, me asevera que no puede hacerme la reserva inmediatamente y que debo llamar justo treinta minutos antes de la recogida. Acuerdo volver a llamar a la hora indicada, pero no deja de preocuparme la situación de que no tengamos taxi disponible para ese momento. Me doy cuenta que no puedo tragar saliva, boca totalmente seca. Momento de llamar a los Balloon Flights para saber si han llegado bien a la capital. Hablo con Pablo guitarrista del grupo, y me comenta que todo sobre ruedas. Han llegado a la hora programada y van en dirección a una pensión céntrica. Solo recordarles que tienen que estar a las 18h en el Costello para que el portal de Internet elHood les haga la entrevista pertinente. Y que calculen que a las 19h comenzará la prueba de sonido.
Me como un bocata de lomo con queso que me sienta como una patada en el estómago y vuelvo a la oficina, preocupado por el maldito taxi para paralíticos. Primera llamada a nuestro local de ensayo para autorizar que los Mama Got Five puedan recoger el ampli. Segunda llamada a la agencia de taxis de minusválidos, para hacer la reserva. Me sueltan otra vez que es demasiado pronto para hacerla y replico con un contundente, “entro en dos minutos en una reunión de empresa, les llamo en representación de una compañía discográfica y el servicio es para unos artistas muy importantes”. Como ya estoy crecido, apunto un “Le ruego sea reservada con esta información”. Unos segundos de silencio entre líneas y la operadora me da su ok. Primera vez en el día que puedo respirar medio tranquilo.
La tercera llamada es a los Mama Got Five. Informándoles del emplazamiento de nuestro local de ensayo, que tienen que recoger el ampli y trasladarlo con un taxi para paralíticos con dirección al Costello. Y finalizo con un “Por favor ajustar todo para cumplir horarios y llamarme una vez estéis ya en el taxi”.
A la hora convenida recibo llamada de Phil, todo ok, el taxi ha llegado a su hora y han podido cargar el ampli. Sale de mi garganta un alegre “Uh la la!”.
Salgo de la oficina aproximadamente a las 19.30h con dirección al Costello. Bastante tráfico, así que decido no meterme a callejear por la calle montera y aparco el coche en un parking cercano a Cibeles. Subo andando por la Gran vía.
Entro en la sala y oigo un machacante sonido de bombo. Bajo a la planta de abajo, donde se encuentra el escenario. Los Mama Got Five siguen con la prueba, cuando deberían estar ya probando los Balloon Flights. Saludo a éstos últimos, charlamos un poco sobre el sonido de la sala y quedo a la espera de que los Mama Got Five acaben de probar.
Todos los garitos de música son iguales. Sobre todo cuando pruebas sonido y no hay un alma por la sala. Humo. Hedor. Calor. Ruido cacofónico.



Una palabras amistosa al técnico y para matar el gusanillo de los nervios (temo la poca asistencia de personal al evento) trasvaso parte de un chupito de whisky desde el vaso al estómago.
Las dos bandas ya han probado y el sonido es realmente bueno, aunque a mi juicio demasiado alto. En todo caso pienso “marica el último”.
Nos dirigimos al bar/restaurante “El Gaucho”, para llenar nuestras tripas. En su interior nos encontramos con Colman y Ricki el gusano. Nos unimos como una banda de forajidos y nos damos un breve pero contundente homenaje de vacío argentino, chorizo y patatas fritas.
Llegamos a las 21.30h al Costello, hora del supuesto comienzo de la Power Pop Nite Party. Ni un alma. Un clásico. Me encuentro con el cámara de elHood que va a grabar parte del concierto en video y le sugiero dar un toque pop a las imágenes. Por lo que veo, el tío se lo trabaja bien.
Convengo con los Balloon Flights comenzar a las 22h. Con un set de 45 minutos. Seguido de los Mama Got five con un set de 1 hora.



A las diez, y tras unas palabras de agradecimiento a los Insanity Wave, los Balloon Flights acometen con fiereza un repertorio cargado de Rock’n’Roll. Nos trasladan inmediatamente a Minneapolis y me hacen zumbar los oídos de placer. Tocan una gran versión de Hüsker Dü, que coincidencias de la vida, grabamos los Insanity Wave allá por el año 94. Aunque me quedo con su repertorio propio, que espero se plasme en un futuro disco.






Media entrada en la sala y los Mama Got Five dan los primeros acordes de su esperado concierto. Suenan contundentes. Apoyados con bases programadas, disparadas por Joe su batería desde un dispositivo Mp3, dan a sus composiciones un aire ochentero tipo The Cars que me sorprende gratamente. A destacar el medley de temas de los Beatles y su hit single “Shine on”. Actitud y buen rollo.



Unas cervezas, apuntes a las bandas sobre sus respectivos conciertos y noto que mi cuerpo no da para mucho más. Me despido de ambos grupos, intuyo que se van a encargar de quemar la noche Madrileña. Así que me dirijo con Colman y Ricki el gusano a nuestras respectivas guaridas. ¿No hay futuro para el Rock’n’Roll? Yo creo que hoy se ha demostrado que si.

Continuará

10 comentarios:

Anónimo dijo...

GUAUUUUUU VIVA INSANITY WAVE!!!!!

Me encantaría ser groupie pero no lo soy.

Esperando vuestro próximo concierto para organizarla

Luciernaga

Anónimo dijo...

Bueno yo acompañaré a luciernaga pero no la liaré que ya la lié bien liada.......

Besazos torpedo

Neyys

Escrigna dijo...

¡Aquí la cuestión es liarla cuanto más mejor!

Anónimo dijo...

Joder, dan unas ganas tremendas de meterse a musicos, y a organizar conciertos. Eso si, estamos todos esperando ansiosos a que salgan las cosas buenas de ser musico: la pasta enorme que uno gana, las maravillosas drogas, las no menos maravillosas grupies, etc etc Porque eso es ser roquero¡¡¡¡¡¡¡¡¡
No????
Por cierto, abajo el vacio y arriba el Ojo de Bifé........

El alcoholico pesado de siempre

Carolusa dijo...

Esto sí son unas crónicas crudas y reales al estilo Thompson, vamos como puro y auténtico rock'n roll. We are ready to more!

Luciernaga dijo...

Asombroso lo del taxi. De tal palo tal astilla. Si ambos colaborasen serían capaz de organizar un macroconcierto en el Bernabeu con los Rolling Stones + Who en el que esta vez hasta acudiría el Jagger aunque fuese a la pata coja.
§ 555 §

Anónimo dijo...

En cuanto a los Rolling Stones probablemente se necesitarìa toda la flota de taxis de minusválidos de España para llevar el equipo al estadio más próximo. Por otra parte, propongo que nuestro siguiente concieto sea en La Parrilla "El Gaucho". ¡Que nos paguen en carne! - a pesar de que suene mal-

Colman

Escrigna dijo...

El mundo de la liga menor del Rock es duro, me permito la licencia de acudir a las palabras del guía Warren Sanchez que siempre nos ha iluminado el camino: "El que nace pobre y feo tiene grandes posibilidades de que al crecerse le desarrollen ambas condiciones "

Anónimo dijo...

Warren Sanchez es eso, un warren!!!! Pobres feos y pobres, que son la mayor parte de la humanidad. En cambio los que somos ricos y guapos tenemos todo ganado. ¿no es asi? menos mal!!!!
!pero que warren!!!!
Luciernaga

Escrigna dijo...

Luciernaga, sigue el sendero de Warren y verás la luz después del tunel...