viernes, noviembre 16, 2007

Una Aventura americana - Cap 4 Relatos desde la Tumba

"Pablo en plena faena Late-Night Shift"


Por Pablo Heras




Como no, después de semejante fiestuqui en los barrios bajos de la gran manzana nos levantamos con enorme resaca. Yo dormí en el sofá del salón de Ramón, a mis anchas, no como la pareja de moda, que compartían lecho en el acogedor dormitorio. Dos borrachos en la misma cama, nunca llegaremos a averiguar que sucedió entre ellos, tan juntitos y acalorados, después de bailar agitadamente con bellas damas toda la noche. Seguro que han vendido su alma al diablo y nunca confesarán que pasó esa noche entre las sábanas. Como decía, nos levantamos con gran resaca, como a las tres de la tarde, pero había que aprovechar todo el tiempo en la city, y nos marchamos al barrio de moda, el Soho, que Chema quería comprar unas zapatillas guapas, y así nos daba un poco el aire, que era necesario. Grande paseo incluyendo China Town, Little Italy, el East Side y recalando en St. Marks Place, donde se encuentran las tiendas de discos de segunda mano, y tiendas molonas. Como no, el culturetas de Colman quería comprar un libro, y nos pasamos dos horas buscando una librería. Al final la encontramos. Como no podía faltar nos dimos un pirulo por el Brooklin Bridge con sesión de fotos incluida, y del tirón pa casa. Eso sí, cenita de lujo en el mejicano mas auténtico de Brooklin, con camarera de Madrid incluida. Esa noche nada de copas, sólo unos buenos trompos de María antes de continuar viaje, esta vez a las profundidades del país, rumbo a Kernersville.

"Demostrando al personal el baile prohibido"


Amanecimos a las 07:00 a.m. y el Taxi nos esperaba en la puerta, cargados con nuestros instrumentos llegamos al aeropuerto de Newark a la Terminal de U.S. Airways, donde los tramites de seguridad son eternos, y como no, empiezan los nervios. Facturamos a través de maquinitas y el pobre Colman se queda sin asiento, que se traduce en protestas durante las tres horas antes de Salir. Al final las azafatas empiezan a voz en grito delante de la puerta de embarque a decir que ofrecen vuelo gratis a cualquier pasajero que ceda su asiento al Sr. Colman Gota Thompson, casi me ofrezco, pero pensándolo más despacio me di cuenta de que eso no resolvería nuestro problema. Finalmente nos meten a los tres en un vuelo operado por una compañía pequeña, con un avión enano, que parecía un autobús y dos horas más tarde estábamos en Greensboro NC, a punto de conocer al figura, al melómano por excelencia, al pirao de las pistolas y las botas de montar y el sexo, al Sr. Kraft, Morgan Kraft. Es el asistente de la grabación y aprendiz del maestro Mitch Easter, que nos llevaba y no traía a nuestro antojo, a cenar, a comer, a roles, a caracoles, a putas que noooo!!! que somos fieles a nuestras parejas!. La típica conversación tímida con un pibe de aspecto de cowboy de ciudad, hasta el hotel, cambio de ropa y directos al estudio, a FIDELITORIUM!.




"El loco de Morgancito arreglando el tema Late-Night Shift"

Pillamos eso si las primeras hamburguesas de camino y nos las comimos en la salita del estudio esperando al Maestro productor, el sr. Mitch Easter, que no tardó en aparecer.
Al verle por primera vez, tuve un flash back de mi infancia, a las pelis del negro y el rubio, como se llamaban?.. creo que Gene Wilder y Richard Pryor, los de no me mires que no te oigo o algo así. Pues el rubio es el hermano pequeño de Mitch Easter, son clavaditos. Un tío muy majo, que se lo ha montado que te cagas. El sueño de todos. En el jardín de su casa se monta una construcción tipo Bunker en la que diseña un Mega estudio de grabación con un material de primera, muy ?Vintage?, pero de una calidad sorprendente, desde los micros, los amplis (Marshall, Orange, Fender twin reverb, Vox, Ampeg, y muchos más con una calidad de sonido dignas del mejor estudio). Y por supuesto el tío tiene un manejo de todo su material impecable, sacándole un partido espléndido y muy a tono con el sonido que estábamos buscando. En la batera se plantó 18 micrófonos, algunos muy cerca, y otros realmente lejos, para captar el ambiente de la sala, algo impresionante y eso grabado en Cinta de doble pulgada tiene una calidez que no se consigue en cualquier estudio, ni de cualquier manera.
Yo y la pedazo de Batería Ludwig a solas por fín, con sus platitos Zildjian y mi aportación DW, esa pedazo de Caja que compré días antes en New York. Me preparé la configuración a mi gusto, más jazzera, elegí los platos con suma delicadeza, y le pedí a Mitch, un soporte especial para el Tom 2, ya que me gusta tocar con el Ride casi sobre el bombo, así que colocamos el Tom 2 sobre un soporte de caja, a la derecha del Ride. Fuimos alternando las cajas que él tenía y la que yo compré hasta conseguir el sonido deseado. En las baladas uso una Ludwig de ,los años 60 de 5", de metal, con un armónico más marcado, y en los temas más rockeros uso la mía, una DW de 6,5" de tres capas de Arce del que cago el moro, con algún retoque en el parche según el tema. Por ejemplo, en Something to Hide está muy tensa y armónica, y en Please Drive Carefully algo más sueltita, más soft.
En general las tomas de batería salieron bastante bien y rápido, sin necesidad de cortar y pegar mucho, y aporta frescura al resultado final de las canciones. Espero que más adelante sean Colman y Chema los que desplieguen su literatura para expresar que sintieron ellos grabando este disco, yo lo he disfrutado muchísimo, y creo que se nota.
La verdad es que ha sido una gran experiencia por mi parte, de la que estoy realmente satisfecho, y espero que compartáis pronto mis sensaciones cuando escuchéis el disco.

CONTINUARÁ

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Varios comentarios. Primero, pablo has sido un chorro de aire fresco en comparacion con los otros dos artistas (por cierto hacia años que no escuchaba eso de trompos, me ha recordado mi juventud) me ha gustado tu tono, se ve que lo disfrutastes;
segundo, voy a limpiar el buen nombre de colman, no vaya a ser que nadie se piense que es lo que no es: el libro de marras no era para él, era un encargo. Tranquilos, colman no usa esos aparatos del demonio.

3. Y este es un comentario que solo entenderemos chema y yo: chema ya he dejado el hip-hop¡¡¡

Un borrachin haciendose un trompo y poniendo los puntos sopbre las ies (con cariño, siempre con cariño)

Luciernaga dijo...

¡Hacia falta! ... el punto de vista de el batería.

§ 555 §

jheras dijo...

menudo literato está hecho el batera!!! Se ve que lo pasásteis bien, cabrones. A ver si tenéis la suerte de repetirlo en algún otro recóndito lugar del planeta.

Escrigna dijo...

Por fin un bateria que no es analfabeto!