lunes, septiembre 03, 2007

Una aventura Americana - Cap 1 Viaje a NY

Insanos en su jet privado

Preparo un café acompañado de unos cereales secos a gran velocidad, mientras me quito las legañas de los ojos. Ducha y la tediosa tarea de hacer el equipaje. Hoy viernes 27 de Julio es el gran día. Llevamos ocho años persiguiendo este sueño y no por eso el día ha comenzado diferente a otros. En el plazo de cuatro horas estaremos volando rumbo a Estados Unidos para la grabación de nuestro cuarto álbum, séptimo disco editado. Ocho años desde nuestro último lanzamiento. Ocho años de lucha, trabajo y varias desilusiones, pero parece que esta vez la suerte esta de nuestra parte. No puede ser de otra forma.
He quedado con Colman y Pablo a las 9.30h en la T1 de Barajas. Debemos coger a las 12.40h el vuelo de Air France AF-1301 que nos llevará a Paris, exactamente al aeropuerto Charles de Gaulle donde debemos coger a las 15.55h el vuelo de conexión de Air France AF-10 con rumbo al JFK de Nueva York.
Arrastro la maleta y mi pesada guitarra Les Paul Standard hasta la parada de taxis más cercana y enfilo hacia la T1. El aeropuerto es un hervidero de gente. ¡Puta gentuza! No me gustan los aeropuertos, no me gustan las personas.
Llego al “check in” de Air France y me recibe una desagradable cola de gente. Me sitúo el último de la fila y a esperar. Delante de mí un nutrido grupo de adolescentes americanos con claros síntomas de haber acabado con las reservas de sangría del sur de España. Detrás un par de ancianas que no paran de preguntarme una y otra vez si es la cola de Air France. ¡Coño putas viejas!
9.35h Pablo aterriza delante de mí con una sonrisa. Unos quince minutos después Colman hace acto de presencia con su petate y su bajo Fender Precission Bass de 1979. Ya estamos los tres Insanos. Ya puede arder y destruirse el mundo que hoy estaremos en Nueva York.
La facturación de las maletas ha sido eterna, máxime cuando la azafata de tierra no ha parado de cotorrearnos su vida privada sin ningún tipo de tapujos forzándonos a tragarnos sus cuatro matrimonios, enterarnos que su primer esposo era un desastre con ella, “pero definitivamente el mejor amante que había tenido” y que su hijo hacía pinitos como músico. Nos zafamos de ella no sin antes conseguir asientos en las salidas de emergencia.
Control de seguridad de turno donde puedo apreciar con curiosidad como se ve una Les Paul a través de una pantalla de rayos x. Un pequeño tentempié, compras en el duty y una charla amena hace que sin comerlo ni beberlo nos encontremos en el avión con destino al Charles de Gaulle. No ha habido problemas con nuestras guitarras, que han sido depositadas en un pequeño armario a la entrada de la cabina.
El vuelo llega con retraso a París, por lo tanto salimos disparados a por el vuelo de conexión a Nueva York ya que solo tenemos unos 15 minutos. A grandes zancadas llegamos al primer control de pasaportes francés. Una cola del demonio. Empiezo a sudar que te cagas. La anarquía hace acto de presencia. Decenas de minusválido se nos cuelan, ya que van atendidos por personal especializado del propio aeropuerto. Lo que supone un gran contratiempo si compruebas que los policías examinan hasta las gomas de las ruedas de las sillas.
Después de unos interminables 12 minutos, logramos pasar el control, para encontrarnos de frente ¡con un segundo! Rezo poco, pero en ese momento repasé de memoria todas las oraciones aprendidas en el colegio. Pasados otros 10 minutos, llegamos al check in del Air France AF-10 con rumbo al JFK de Nueva York. Con la suerte de encontrarnos un nuevo control policial (el tercero) que ha complicado de tal manera la situación que el vuelo se ha visto obligado a retrasar la hora de salida.
Mientras hacemos cola nos encontramos a un tipo Español bastante curioso, que se nos presenta como periodista del mundo, y comenta que va a pasar 2 semanas en Nueva York entrevistando al escritor Paul Auster. Pero yo ya tengo mis pensamientos sobre otras cosas, así que no le presto mucha atención mientras continua hablándonos de su programado viaje.
Una amable azafata francesa nos guarda el bajo y la guitarra, esta vez los asientos no son tan buenos. Mientras despegamos no paro de repetirme, ¡la ola insana despega rumbo a las Américas!

CONTINUARÁ

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Parece que lo llevo en mi espalda es un bajo. En realidad no lo es, se trata de una escopeta de caza. Como no hay osos como Mitrofán en Kernersville, tuvimos que conformarnos con la caza del colín de Virginia, una especie siempre escurridiza.

Colman

Ricks dijo...

Colman es que ignorabas que para cazar al colín de Virginia tiene que estar más borracho aún que el oso ruso.Siempre más alcohol

Escrigna dijo...

¿Colín de Virginia? ¿No era el Colín de Greensboro? Por cierto nada comparable con el Lirón Careto Ibérico.

santipita dijo...

Lo que no se ve muy bien en la foto es el monopatín, pero lo tenías ¿no?

Luciernaga dijo...

Esto más que un viaje parece un Viaje. Aún me estoy mordiendo las uñas pensando que iban a perder el avión.

§ 555 §

Escrigna dijo...

Santi como bien has intuido, en la foto aunque no se aprecie, voy montado sobre un "Patinete".

555 no estas muy lejos. Ha sido EL VIAJE. Pero no te intranquilices, la historia no acaba en boda.

Ricks dijo...

Lo que no entiendo es como Colman consiguió pasar el detector anti-paletos en el aeropuerto de N.Y. con una guitarra y una camiseta de Kansas. Sólo le faltaba mascar tabaco

Ángel dijo...

Espero que en la próxima entrega del viaje haya alguna habitación de hotel destrozada. Enhorabuena y saludos

Escrigna dijo...

Ángel cuando viajas a bajo coste "estilo Insano", te lo piensas dos veces antes de tirar el televisor del Holiday Inn por la ventana. Por otro lado no te contienes con las potas por las paredes ya que son gratuitas...

Anónimo dijo...

De las cosas que deja claro el texto, lo que mas me ha llamado la impresion es el buen rollo de chema, su amor por el mundo y por la gente que viven en él. Si señor, asi me gusta, viva la paz mundial.
Y, segundo, por fin entiendo que hace colman en un grupo de rock. Se ve en la foto. Es el que lleva las guitarras¡¡¡¡ El portador¡¡¡¡¡

El borrachin haciendo amigos

Ricks dijo...

Lo que pasa amigo borrachín es que Colman es el famoso multi instrumentista conocido como "El Pulpo" pero está en baja forma y su fama ha decaido. Pero no descartes un retorno a la acción en cualquier momento.

Anónimo dijo...

Amigo borrachín:

Ya me gustaría ser el "portador", pero el de los cheques...

Colman

Anónimo dijo...

Lo que no veo, amigo colman, es que niegues tu fama de PULPO en horas bajas.
Es verdad que hace tiempo que no sacas tu pico y tu pala a pasear....

El borrachin a punto de echarse una siesta

Sergio dijo...

jajaja QUÉ CAPULLOS!!!!!! "un tipo Español bastante curioso, que se nos presenta como periodista del mundo, y comenta que va a pasar 2 semanas en Nueva York entrevistando al escritor Paul Auster." Joder, que me distéis la dirección del blog... jajajaja Bueno, no me tomo a mal lo de "curiso", ni el despectivo "se nos presenta como"... Qué tal la garbación??? Mi viaje genial, todo según lo planeado. Saludos!!!!! Sergio (el de EL MUNDO...)

Escrigna dijo...

SERGIO!!!!! COÑO!!!!! Creíamos que "Paul" te había abducido!!

¿Que tal ese inglés?

No te lo tomes a mal, que siempre le damos a las crónicas su ración de literatura...y además no hemos contado la verdad: que eras muy feo :)

Te dejamos nuestro email para estar en contacto: peps03@terra.es

La grabación cojonuda. El mejor disco de Insanity hasta la fecha. Esperemos que hagas la primera crítica periodística insana...

Saludos INSANOS!

Anónimo dijo...

Como son estos insanos, haciendo amigos alli adonde van.
Sois unos tipos cojonudos jejejejejejejejejejeje

El borrachin en plan abstemio